Presentación de "Pequeños cuentos para leer en un minuto"

Presentación de “Pequeños cuentos para leer en un minuto”

FullSizeRenderEl sábado 3 de octubre estuvimos en la Librería Cervantes (#descubrimiento) en la presentación de Pequeños cuentos para leer en un minuto de Mónica Sempere y Fernando Martínez, publicado por la editorial Beascoa. Para la ocasión, Javier Ximens, embajador microrrelatista como el mismo se definió, amenizó la velada con un toque de humor cercano que encandiló a los presentes.

Contamos con la opinión profesional de Amparo Martínez, aunque ausente, representada por Asunción buendía. Entre ambas recopilamos algunas de las alabanzas a la obra:

…historias palpables con personajes visibles….magnetismo visual…el ilustrador tiene duente…

…brevedad, sencillez e imaginación… la ilusión de las lecturas compartidas…

Todo quedo claro durante ese momento donde todos nos convertimos de nuevo en niños gracias a una especial varita mágica y retrocedimos a los clásicos que escuchábamos de la mano de abuelos y padres. No en vano, la intención de todo ello, es como decían, que la lectura sea compartida por amigos y familiares y que de pie a desarrollar todos aquellos cuentos que ahora ya no son tan conocidos porque han sido cambiados por nuevas historias. Con esta idea viene acompañado de una guía para padres.

El momento en que caen del libro cientos de papelitos, con personajes en los que se ha profundizado de un modo especial, nos devuelve a esos polvitos mágicos donde las hadas anunciaban un momento solemne, el de entrada en imaginarios mundos y sueños.

Galería de imágenes del encuentro:

Los autores compartieron con todos esas pizcas personales que incluye la obra, esos detalles que la hacen personal y única. Desde un cuadro familiar, hasta un dibujo real de una sobrina. No dejan nada al azar para que sea perfecta, pero si para soñar y volver a empezar.

Por su parte, cada uno de ellos, señaló algunas notas del proceso creativo donde volvieron a su infancia para rememorar aquello que les había marcado y donde el estilo pictórico del ilustrador queda reflejado a pesar del resultado final a ordenador, porque ello le daba más vida.

Os traigo algunos de los microrrelatos que se leyeron, por parte del ilustrador y un amigo escritor, Pablo Vázquez:

Para finalizar, y gracias a algunas habichuelas mágicas que habían repartido, se produjo el milagro. Sortearon una lámina original de entre las ilustraciones del cuento. Esta vez no me tocó, pero Literatil tuvo la suerte de que el ilustrador, Fernando Martinez le dedicara una ilustración personalizada. ¡Muchas gracias Fernando!

LITERATIL

Podéis seguir su trayectoria en su página de Facebook. Esperamos tenerlo pronto reseñado en nuestra página. ¡Les deseamos lo mejor!