La cabra que no estaba

La cabra que no estaba

Pablo Albo (texto) y Guridi (ilustración): La cabra que no estaba. Alicante: Fun Readers, 2015. 69 págs.

 

cabra_phixr

 

Fun Readers es una nueva editorial que ve la luz de la mano de un grupo de profesores, soñadores como ellos mismos se definen, que comparten la idea de acercar a los lectores una literatura infantil y juvenil “fresca, actual y diferente”, en la que tenga cabida el humor, la inteligencia emocional, el desarrollo de la creatividad y la conciencia ecológica. Inicia su andadura con paso firme, apostando por la originalidad y una edición muy cuidada, inaugurando su catálogo con un título creado por dos autores de amplia trayectoria: el narrador oral y escritor Pablo Albo y el ilustrador Raúl Nieto Guridi, y con el que contagian el entusiasmo de todo proyecto que comienza. Éste en particular nos deja muy buen sabor de boca y unas expectativas muy altas que, a buen seguro, serán satisfechas con sus próximas obras.

La cabra que no estaba es un libro divertidísimo que tiene como escenario una granja y como protagonistas a un grupo de animales que viven en ella. Amanece y la vida en la granja comienza a despertar con sus característicos sonidos. El gallo, las gallinas, el burro, el cerdo, los ratones… todos empiezan a tomar el pulso a un nuevo día cuando de pronto unos gritos rompen la armoniosa algarabía de la mañana. ¿Quién grita de esa manera? ¿Dónde está la cabra? La desaparición de la compañera da lugar a las más disparatadas conjeturas sobre su paradero y a las posibles alternativas para liberarla, algo que se vislumbra casi imposible teniendo en cuenta que forman un grupo la mar de pintoresco. Pero además de ese misterio que entre todos se proponen desentrañar (¿qué habrá sido de la pobre cabra?), el relato contiene otras pequeñas historias a modo de capítulos donde se nos cuenta, como no podía ser de otra forma, las vivencias más desternillantes de algunos de esos animales, un humor muy próximo a la carcajada que no pierde de vista la inquietante desaparición de la cabra. No desvelaremos el final de tan arrollador misterio, pero sí adelantaremos, como buen libro intriga, que es original e inesperado, y que con él no le falta emoción y ternura a la historia.

Es más que probable que caigamos rendidos ante el texto de Pablo Albo, un texto que engancha, que divierte, que motiva, que nos transforma como lectores, por cuanto bebe de la oralidad, por cuanto el autor deja su seña de identidad como cuentista en un texto repleto de juegos sonoros y lingüísticos que harán de la experiencia lectora un hecho muy gratificante, no importa que el lector sea el niño o el adulto, el texto es irresistible. Por otra parte, dibuja una personalidad muy marcada y diferenciada en los personajes, lo cual va a permitir a los lectores más pequeños identificar emocional y físicamente a cada uno de ellos. Los niños disfrutan muchísimo con las historias de animales y ésta contiene los ingredientes necesarios para que sea todo un éxito. Es disparatada, emocionante, tierna, divertida, fresca, original…  Y a todo ello hay que unir las singulares ilustraciones de Guridi, quien con unos aparentes sencillos trazos negros llena de expresión y alma a los personajes.

La editorial incluye en su web estrategias de animación a la lectura, guías, apps y diferentes recursos interactivos, y nos invita a finalizar la lectura del libro plantando el marcapáginas el cual contiene unas semillas que, por nuestra parte, estamos deseosos de ver crecer, tanto como a este nuevo sello editorial.

¡¡Bienvenidos Fun Readers!!