El último pirata

El último pirata

Juan Pedro Delgado Espada: El último pirata. Madrid. Ediciones palabra: colección Astor Jr. 2015

Unknown

Peter Scott está a punto de morir en la horca. Acusado de ejercer piratería, exige un juicio justo insistiendo en su inocencia. Consciente de que jamás obtendrá lo que pide, toma el lápiz y el cuaderno que lleva oculto entre sus ropas y empieza a escribir su historia con la esperanza de poder hacer llegar el manuscrito a manos amigas que le puedan prestar auxilio.

Así es cómo Juan Pedro Delgado nos adentra en las andanzas que vivirá el protagonista junto a un singular grupo formado por personajes variopintos muy bien caracterizados. Peter es un joven cadete de la guardiamarina que aspira a dedicar su vida a combatir a los piratas y que se enroló con la intención de vengar la muerte de su padre. Como mentores, Peter cuenta con el valiente capitán Van Wilson, quien ya luchó codo con codo junto al padre de Peter, muerto en manos de un pirata, y con el padre Antonio, que antaño fue también combatiente y ahora apela a la bondad, el perdón y la rectitud conteniendo la ira de Peter.

A estos personajes se les une un mercader cuyas intenciones desconocemos, Peter Logan, el tío de Peter, que había sido uno de los mejores miembros de la guardiamarina pero que ha tocado fondo tras la muerte de su hermano, un par de personajes salidos de los peores tugurios y de los que se conoce poco más que su mal carácter. Además, unos mapas heredados cuyo valor es un misterio y un loro de comportamiento un tanto extraño. Los objetivos: un pirata enemigo muy temido y una isla inexpugnable. A través de estos personajes conoceremos la historia del padre de Peter, los peligros que acechan, el amor de Peter y Lidia, la hija del gobernador, que quedará en suspenso por este ataque pirata precisamente cuando logra tener las atenciones de su amada.

Lo que para Peter se trata de un plan de rescate, con suerte también un plan de venganza, para otros es una fiesta por el simple hecho de enfrentarse a Calavera Negra aún sabiendo que es ir directos a dejarse el pellejo. Puede que algún miembro del grupo tenga otros motivos que Peter desconozca… Cada personaje tiene algo especial, tienen una historia, y resulta muy fácil a través de ellos imaginar toda la novela, pisar la taberna, la mansión, adentrarse en la isla, oler la bravura de la mar…

¿El resultado de esta aventura? Pues desde el prólogo lo conocemos: Peter Scott esperando la horca…

Se trata de una historia muy completa, con varios frentes que se irán cerrando, narrado acertadamente en una combinación de primera persona para el manuscrito y tercera persona para el prólogo y el epílogo, con un lenguaje directo y claro que ameniza su lectura. Una aventura dinámica, entretenida, que Juan Pedro Delgado escribe principalmente para un público juvenil, con su dosis de tensión y emoción, tal como exige “una de piratas”. Esta es su segunda novela, tras Halcón negro, destinado también al público juvenil.

Y un final que todos deseamos y necesitamos (tendréis que leerlo, no lo desvelaremos aquí), aunque el autor opta en esta ocasión por dejarlo abierto. ¿Habrá quizás una nueva aventura en la vida de Peter? La estaremos esperando.