Mario Zorro hace un amigo

Mario Zorro hace un amigo

Febe Sillani (texto e ilustración): Mario Zorro hace un amigo. Barcelona: BiraBiro, 2015. Colecc.: Leer es jugar.

 

mario_zorro_phixr

 

No hace mucho dimos a conocer en Literatil a la editorial BiraBiro a través de una entrañable y decidida niña, Lola. Hoy presentamos otro de los títulos de esta joven editorial, Mario Zorro hace un amigo, un libro que subraya la variedad por la que apuesta esta editorial catalana y que se suma a un interesante catálogo que iremos reseñando.

Este libro pertenece a la colección “Leer es jugar”, una colección concebida para facilitar el paso a la lectura autónoma y asesorada por expertas en arte y memoria cognitiva. Para ello el texto es acompañado por actividades de diversa índole, muy bien planteadas, divertidas y variadas (pintar, encontrar diferencias, crucigramas, lectoescritura, conteo, vocabulario, etc.), y diseñadas para favorecer el pensamiento y la reflexión. No obstante, éstas quizás pequen de una excesiva presencia, interrumpiendo demasiado el relato y ralentizando una divertida historia con la que los pequeños lectores conectarán rápidamente, pues no hay nada mejor a estas edades que un relato protagonizado por unos animales humanizados en los que se identifican fácilmente comportamientos adecuados y otros no tanto, emociones y valores como la amistad.

Pero adentrémonos un poco en la historia. Cuando llaman a la puerta de Mario Zorro, nada hace presagiar que aquel tierno poni de ojos curiosos iba a provocar más de un quebradero de cabeza. De buena gana, Mario acoge a su nuevo amigo: le invita a pasar a su casa y a comer. Ante la inusitada voracidad de Toni Poni, el zorro decide ir a buscar más comida al huerto de Alejo Conejo. Es aquí donde comienzan los problemas pues Toni se descubre como un amigo impulsivo, que no atiende a normas ni límites y que arrastra al educado Mario en sus travesuras. Ante el comportamiento fuera de lugar del poni, el zorro decide atarlo, una decisión difícil que tiene que tomar si quiere salir con tranquilidad de casa. Un accidente de Mario y la ayuda inesperada der rebelde Toni les descubrirá el valor de la amistad.

Febe Sillani apuesta por un texto de formas claras que facilita la lectura, subrayando determinadas palabras y expresiones en negrita. Por otro lado, se diferencia claramente el texto de la historia y de las actividades, aunque, como ya hemos indicado, una separación aún más evidente al final de la historia hubiese sido más positivo, especialmente si pensamos en una lectura no instrumentalizada.

En cuanto a las imágenes, éstas destacan por su colorido y formas claras, recogiendo momentos significativos de la historia, subrayando los aspectos más divertidos o aquellos en los que merece destacase el comportamiento de los personajes, tanto en un sentido positivo como negativo.

De la misma colección y autora está disponible también Una fiesta en la selva en la que un hipopótamo egoísta y egocéntrico pondrá en jaque a los demás animales.

Ambos títulos están publicados en castellano y catalán y tienen en la amistad y las emociones los puntos más fuertes de la historia.