Historias misteriosas

Historias misteriosas

Francesca Gilbert(autor),  Jesús Huguet (ilustración). Historias misteriosas. Colección Calcetín. Editorial Algar. 2016

historias misteriosas

 Ya conocemos La colección Calcetín de Algar ( haz una búsqueda en nuestra web y mira todo lo que hemos reseñado de ellos) y siempre nos sorprende por sus novedades.

Esta vez le ha tocado el turno a Historias Misteriosas y de nuevo nos ha atrapado la lectura. Entre sus bondades encontramos dos puntos clave: por un lado se trata de historias cortas de misterio que repasan algunos de los elementos del terror más gratificante para lectores a los que nos gusta este género. Por otro, cada una de estas historias forma parte de una mayor, un hilo conductor que relaciona cada una de ellas con unos personajes, un contexto al que volver cuando la “anécdota misteriosa” termina.

La historia comienza con Alicia, una niña de 12 años que por motivos laborales de sus padres se mudan a casa de su abuela Carmen, donde también vive su tía Sofía. En ese nuevo entorno empiezan a suceder cosas “extrañas” donde su tía Sofía hará de guía detectives para encontrar soluciones y resolver misterios.

No quiero adelantar mucho, más allá de lo que ya nos dice la portada pero seres mágicos, siniestros y la cultura popular de algunas regiones españolas están implicadas en la trama otorgándole un cariz muy atractivo y deseable de leer. Son hasta 6 mini historias dentro de esa trama inicial de Alicia y, la verdad, me han gustado todas. Abarcan todo tipo de misterios y para ser una primera lectura de este tipo de relatos es perfecto. Te mantiene enganchada desde el primer minuto hasta el último y todas ellas encierran de una u otra manera una narrativa sorpresa a pesar de que el escenario que las sitúa va adelantando algún acontecimiento.

Me gustan las historias donde el factor familiar está implicado, las hacen más personales y, por tanto, más reales. Es fácil identificarse de una u otra manera con alguno de los personajes y acercarlo a tu realidad como lector y en este caso, además, por el hecho de estar desarrollado en España seguro que atrapará a más lectores nacionales por la similitud cultural.

Un dato curioso es que a pesar de que se mudan porque los padres de Alicia comienzan un nuevo período laboral junto a la casa de la abuela, durante el resto de la obra no se menciona en absoluto al padre, solo a la madre, tía y abuela y he de decir que me ha sorprendido este “matriarcado” en cierta forma, al mismo tiempo que nos ofrece una visión bastante real de las costumbres de los pueblos españoles de los que habla. Por tanto, otra característica arraigada en la cultura popular que facilita la tradición oral de este tipo de historias que parecen en el texto.

El lenguaje, descriptivo lo justo y muy sencillo a la par que cercano, así como las características personales de cada personaje. El acercamiento al lector es fácil y se consigue.

Al ser un texto algo más largo las ilustraciones son escasas, quitando la portada a color encontramos algunas en blanco y negro intercaladas que no van más allá. Complementan la lectura pero no aportan nada más.

Para verano es una lectura estupenda, porque te invita a descubrir y explorar lugares, perfecto para un verano lleno de aventuras.

Totalmente recomendado.