¡Se busca! Lili la liebre, ladrona de libros

Emily MacKenzie: ¡Se busca! Lili la liebre, ladrona de libros. Barcelona: Combel, 2016. 32 pp.

A Lili la liebre le encantan los libros: leerlos, coleccionarlos, soñar con ellos… Pero un día su pasión por ellos se le va de las manos y se mete en un buen lío. ¿Sabrá solucionarlo, aunque sea con algo de ayuda ex machina?

Se trata de un libro entretenido, que utiliza varios recursos para captar a los niños lectores: tipografías de distinto tamaño y fuente, para enfatizar algunas palabras o pasajes, ilustraciones sobre cuadrícula de cuaderno escolar, dibujos desenfadados y coloridos. Varios momentos son divertidos, aunque tal vez más para los adultos que para los niños, quienes carecerán de algunos referentes necesarios. Es tendencia de la literatura actual, tanto como de los productos audiovisuales comerciales, tratar de incorporar a la lectura de los libros infantiles también a los adultos que acompañan. Así, la ronda de reconocimiento de sospechosos del final, por ejemplo, aporta un gag para todo aquel que tenga claro en qué consisten. Los títulos “conejizados” de los libros favoritos de Lili actúan del mismo modo: El vigilante entre las coles, Diez conejitos, El señor de los liebrecillos, Así habló Conejustra, etc.

Es este un libro sobre lo guay que es leer (¡con animación a ir a la biblioteca y todo!), alegre y sin afanes más que hacer pasar un buen rato. Que no te lo roben.