La casa de los sueños olvidados

La casa de los sueños olvidados

Heinz Delam. La casa de los sueños olvidados. Edelvives. 2015

casasueñosolvidados

Ganador del Premio Alandar 2015 de literatura juvenil, Delam nos acerca algo más al mundo de los sueños. Manteniendo una constante intriga dirige la acción de una manera única y asombrosa que nos hacen comprender la calidad del premio que le es otorgado. Se califica así mismo como viajero y lo demuestra en esta obra, ya sea en un mundo onírico o en el real la descripción perfecta de cada escenario nos traslada inmediatamente a él y conseguimos empatizar con las circunstancias que se desarrollan.

Todo sucede a través de los ojos de su protagonista Fernando, un chico marcado por un trauma del pasado. Será gracias al dominio de los sueños lo que le llevará a discernir y recordar el trauma, al mismo tiempo que desvela el secreto de un asesino. Acompañado por personajes entrañables, como su fallecido tío Roberto, que aunque sale poco se siente mucho, o por su nueva amiga Sophie, que derrocha una madurez envidiable para su edad, nuestro protagonista nos adentrará en una Bretaña romántica en paisajes e intrigante en personajes.

Una novela de misterio que va hilando poco a poco los acontecimientos de manera que una cosa te lleva a la otra, sin ser predecible, y acompañándolo de la dulzura del nacimiento de la adolescencia, los primeros amores y las consecuencias de una infancia marcada por la dureza de los acontecimientos.

El tema onírico que desarrolla toda la obra, intercalando la actualidad de Fernando con sus sueños más oscuros, nos acerca a las posibilidades que tiene esta temática en el mundo literario. Para distinguir, el formato de la fuente cambia a cada paso, lo que ayuda a no perderse en ningún momento. En ocasiones, el autor se ve obligado  a ayudar al lector para distinguir los sueños de una u otra persona.

Introduce de manera motivada el término de “sueño lúcido” y nos ayuda a comprender, en cierta manera, cómo funciona y las posibilidades que ofrece en el campo psicológico. Teniendo en cuenta que la adolescencia es una etapa donde la psicología está a flor de piel me parece un buen punto de conexión.

Con la rotundidad de su título llama la atención desde un primer momento y no defrauda en absoluto. La sobriedad de la portada (muy al estilo The Ring) nos sitúa en el delicado momento en que todo sucede, en el punto de inflexión de toda la obra, de manera que hacen un trabajo perfecto.

Dirigido a un público eminentemente juvenil es apto igualmente para adultos como novela de misterio. Quizá la única diferencia radica en la edad de los personajes principales.

Quizá por que me gusta la temática o porque es algo diferente a lo que venimos viendo y la originalidad ha hecho mella en mi opinión, considero que es uno de los mejores libros que he leído últimamente. Totalmente recomendado. Se lee en un suspiro.