¡Mi familia es de otro mundo!

¡Mi familia es de otro mundo!

Cecilia Blanco (Autora), Daniel Löwy (Ilustrador). ¡Mi familia es de otro mundo! Barcelona: Ediciones Urano, 2017, 78 pp.

Mi familia es de otro mundo reza el título de este álbum informativo, pero bien podría decir Una familia; un mundo, resaltando no la diferencia de la familia de uno mismo frente al resto sino la diferencia entre todas las familias. Todas. Únicas e irrepetibles. Así lo iremos viendo en el desfile de mundos a través de estas páginas. En la exposición de familias, en el intento por normalizar lo que en muchos lugares, sobre todo en entornos urbanos, hace tiempo es habitual: la variación y la variedad de las estructuras familiares.

Nos gusta el modo en que la Dra. Graciela Moreschi prologa el libro, situando en el lugar que corresponde tanto a niños como a educación, desde un ideario de respeto a la diversidad e inclusión. Un texto que prioriza, ante otras cuestiones, el cómo funciona la unidad familiar y nos revela que:

El factor común es que cuando hay amor y se dice la verdad el resultado es bueno. El engaño o el ocultamiento resultan muy caros en cuestión de afectos.

Y nos descubre también, que lo que causa problemas a los niños, es la mala relación entre los padres, la rivalidad y la desautorización o la discriminación que puedan sufrir cuando provienen, por ejemplo, de una familia homoparental.

El conocimiento y la educación son ambas excelentes herramientas contra la discriminación. Así, esta nueva mirada que muestra el libro sobre los modelos familiares resulta muy útil a todo el mundo. A aquellos que sientan que realmente su familia es de otro mundo, les ayuda a entender que no hay dos familias iguales. Y ese mismo mensaje llegará a quien cree que su familia es como todas las demás.

La obra presenta 7 mundos diferentes, los 7 mundos de los hijos de estas familias. Cada uno compone un capitulo, donde texto e ilustración se complementan para mostrar el modelo familiar. La autora ofrece la información de forma clara y sencilla, haciéndola accesible a niños y adultos, mientras la amable y cálida ilustración muestra diferencias y semejanzas entra cada una de ellas. Porque nada es de otro mundo.