La merienda del parque

Pablo Albo (autor) y Cecilia Moreno (ilustradora): La merienda del parque. Madrid: Narval, 2017. 44 pp.

Teníamos muchas ganas de leer novedades de Pablo Albo, cuentista profesional y autor que está siendo muy publicado desde hace unos años. La merienda del parque nos ha dado esta oportunidad de conocerle más de cerca. Es una historia sencilla, tan sencilla que podríamos llamarla anécdota, divertida y con intención disparatada. Alberto es un niño que lleva la merienda al parque, y vamos descubriendo que el chaval… ¡está más interesado en darle su comida a otros que en comérsela él mismo! El parque entero, podríamos decir, se come la merienda de Alberto. Pero ¿le supone eso un problema?

Como decimos, el autor busca el disparate, porque por el libro pasan 75 gorriones, 167 gusanos, 248 peces, leones, abuelas, mares, fontaneros… Una caótica procesión de hambrientos seres a los que Alberto, con  impertérrita generosidad, alimenta complacido. Hasta dónde llega el ingenio de Pablo Albo es algo que debe descubrir cada lector. A los niños de en torno a 6 años les tronchan algunas páginas. Nosotros le hubiéramos pedido, para bordarlo, algún gramo más de programático y medio kilo menos de “escritura automática”.

Acaso el punto más potente del libro sea la ilustración. La vistosidad y el atractivo de su portada se prolongan dentro. Es un imán para la mirada de los niños. Cecilia Moreno se esmera por representar todos y cada uno de los detalles pantagruélicos mencionados en el texto, con su trazo grueso por ordenador, sus brillantes colores y su ingeniosa iconicidad en dos dimensiones.

El álbum nos da para un rato divertido con los niños, a la hora que sea. Nos garantiza unas risas, caras de sorpresa, y el asombro ante la hipérbole en un parque en el que parece que no hay límites a lo posible. Así que… ¿qué tal leerlo durante la merienda?